perra.es.

perra.es.

¿Cómo entrenar a tu perro para que camine sin correa?

Introducción

Los perros son una de las mascotas más populares en todo el mundo. Son leales, amorosos y muy protectores. La mayoría de los dueños de perros quieren que su mascota sea feliz, saludable y obediente. Para lograr esto, es necesario entrenar a tu perro, y una de las habilidades más importantes a enseñar es caminar sin correa.

Paso 1: Enseñar la orden de "ven"

Antes de poder enseñar a tu perro a caminar sin correa, debes asegurarte de que puedas llamar su atención y que puedas hacer que vuelva a ti rápidamente. Para ello, enséñale la orden de "ven".

  • Empieza en un lugar tranquilo y sin distracciones. Llama a tu perro por su nombre y luego di "ven" en un tono de voz suave y amistoso.
  • Cuando tu perro llegue a ti, dale un premio y hazle caricias. Asegúrate de que se sienta amado y apreciado.
  • Repite este ejercicio varias veces al día hasta que tu perro entienda la orden de "ven". Después, podrás practicar en lugares más ocupados o con más distracciones.

Paso 2: Enseña a tu perro a caminar a tu lado

Antes de poder dejar que tu perro camine sin correa, debes asegurarte de que está acostumbrado a caminar a tu lado. Esto significa que debes enseñarle a caminar sin tirar de la correa y sin detenerse constantemente para oler cosas o explorar.

  • Cuando saques a tu perro a caminar con correa, mantén la correa corta y cerca de tu cuerpo. No permitas que se adelante y te arrastre.
  • Asegúrate de que tu perro camine a tu lado y no se detenga constantemente para oler cosas o explorar.
  • Si tu perro trata de alejarse de ti, tira suavemente de la correa y di "ven" para que vuelva a tu lado. Recuerda recompensar a tu perro con caricias y premios cuando haga lo correcto.

Paso 3: Practica caminar sin correa en un área segura y vallada

Antes de intentar caminar sin correa en un parque o en una zona con mucho tráfico, debes asegurarte de que tu perro sea capaz de caminar sin correa en un área segura y vallada. Esto te permite asegurarte de que tu perro no se escape y de que puede prestarte atención incluso con distracciones a su alrededor.

  • Empieza en un área segura y vallada, como un jardín grande o un parque para perros.
  • Quítale la correa a tu perro y llámalo por su nombre. Cuando venga a ti, dale un premio y hazle caricias.
  • Comienza a caminar lentamente por el área vallada. Si tu perro te sigue y camina a tu lado, dale un premio y hazle caricias.
  • Si tu perro se aleja de ti, llama su atención de nuevo con "ven".
  • Recuerda practicar esto varias veces en diferentes áreas seguras antes de intentar caminar sin correa en un lugar público.

Paso 4: Caminar sin correa en un lugar público

Una vez que te sientas cómodo caminando sin correa en un área segura, podrás intentarlo en un lugar público. Recuerda que debes hacer esto en una zona tranquila y sin distracciones para un primer intento exitoso. Algunos parques para perros o zonas de recreación funcionan bien para ello.

  • Empieza en un área tranquila y sin distracciones.
  • Quítale la correa a tu perro y llámalo por su nombre. Cuando venga a ti, dale un premio y hazle caricias.
  • Comienza a caminar lentamente y habla con tu perro para mantenerlo enfocado y atento a ti.
  • Si tu perro se aleja de ti, llama su atención con "ven" y dale un premio y halago si vuelve a ti.
  • Recuerda que esto es un ejercicio progresivo y tu perro aún está aprendiendo. No esperes un resultado instantáneo, y celebra cada logro pequeño con premios y elogios.

Conclusión

Enseñar a tu perro a caminar sin correa lleva tiempo y práctica. Es importante asegurarse de que puedas llamar su atención y que puedas hacer que vuelva a ti rápidamente con la orden de "ven". También debes enseñar a tu perro a caminar a tu lado y no tirar o detenerse constantemente durante los paseos. Con el tiempo, podrás practicar caminar sin correa en un área segura y vallada antes de intentarlo en un lugar público. No esperes un resultado instantáneo, ya que tu perro aún está aprendiendo. Recuerda celebrar cada logro pequeño con premios y elogios para hacer que el proceso sea más divertido tanto para ti como para tu mascota fiel.