perra.es.

perra.es.

Cómo prevenir y tratar las infecciones de oído en tu perro

Introducción

Las infecciones de oído son una condición común en los perros, especialmente en aquellos con orejas grandes y caídas. Los síntomas pueden variar desde picazón y olor desagradable hasta dolor y secreción. En casos graves, las infecciones pueden controlar la calidad de vida de un perro. Sin mencionar que pueden ser costosas de tratar. Pero, ¿cómo se pueden prevenir y tratar las infecciones de oído en tu perro? En este artículo, cubriremos todo lo que necesitas saber sobre esta condición y cómo manejarla.

Causas de las infecciones de oído en perros

Las infecciones de oído en los perros pueden ser causadas por una variedad de factores. Pero la causa más común son las bacterias y levaduras que se acumulan en los oídos húmedos y cálidos de los perros. Algunas razas son más propensas a las infecciones de oído debido a la forma de sus orejas y la cantidad de pelo en su canal auditivo. También, los perros que nadan regularmente pueden ser más propensos a las infecciones de oído debido a la humedad. Otras causas incluyen alergias, orejas con cera excesiva, ácaros y cuerpos extraños en el canal auditivo.

Síntomas de infecciones de oído en perros

Los síntomas de las infecciones de oído pueden variar, dependiendo de la gravedad de la infección. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:
  • Olor desagradable del oído
  • Picazón y rascado frecuente del oído
  • Secreción del oído
  • Hinchazón o enrojecimiento del oído
  • Dolor o sensibilidad cuando se toca el oído
  • Pérdida de balance o inclinación de la cabeza
Si tu perro muestra alguno de estos síntomas, es importante que consultes a tu veterinario.

Prevención de las infecciones de oído en perros

La mejor manera de tratar las infecciones de oído en los perros es prevenirlas. Para hacer esto, podemos hacer lo siguiente:

Limpieza regular de oídos

Es importante mantener los oídos de tu perro limpios y secos. Para hacer esto, puedes limpiar con una solución de limpieza de oídos recomendada por tu veterinario.

Secado de orejas después del baño o natación

Si tu perro nada regularmente, es importante secar sus oídos después de cada sesión. Para hacer esto, utiliza una toalla suave y seca para limpiar el interior de las orejas.

Cortar el pelo alrededor de los oídos

Si tu perro tiene el pelo grueso o largo alrededor de sus orejas, es importante cortarlo o recortarlo regularmente. Esto ayuda a mantener los oídos ventilados y secos.

Detectar y tratar alergias

Si tu perro tiene alergias, es importante detectarlas y tratarlas lo antes posible. Las alergias pueden llevar a infecciones de oído, por lo que es importante tratarlas.

Tratamiento de las infecciones de oído en perros

Si tu perro tiene una infección de oído, es importante tratarla de inmediato. Los tratamientos varían según la gravedad de la infección, pero a menudo incluyen medicamentos para tratar las bacterias, las levaduras o los ácaros. En algunos casos, también se pueden recetar esteroides para reducir la inflamación.

Limpieza de oídos

Antes de tratar la infección de oído, es importante limpiar el oído afectado con una solución de limpieza de oídos recomendada por tu veterinario. Esto ayuda a eliminar cualquier acumulación de cera o suciedad.

Medicamentos antimicrobianos

Los medicamentos antimicrobianos, como los antibióticos y los antifúngicos, se utilizan para tratar la infección subyacente. Tu veterinario te recetará un medicamento según la causa de la infección.

Medicamentos esteroides

En algunos casos, tu veterinario puede recetar esteroides para reducir la inflamación y la picazón en el oído afectado.

Conclusión

Las infecciones de oído en los perros son comunes, pero se pueden prevenir y tratar. Mantener los oídos de tu perro limpios y secos es una excelente manera de prevenir infecciones. Si tu perro muestra algún síntoma de infección de oído, es importante que consultes a tu veterinario de inmediato. Con el tratamiento adecuado, tu perro puede recuperarse rápidamente de una infección de oído y volver a su vida normal.