perra.es.

perra.es.

Cómo proteger a tu perro durante el verano

Introducción

Los perros son amigos fieles y compañeros leales. Si eres un amante de los perros, probablemente desees pasar tiempo al aire libre con tu mascota, especialmente durante el verano. Sin embargo, la exposición a altas temperaturas y la humedad pueden ser perjudiciales para ellos. Cada año, miles de perros sufren daños relacionados con el calor y la humedad. En este artículo, te proporcionaremos información útil sobre cómo proteger a tu perro durante el verano.

¿Por qué los perros son más propensos a sufrir del calor durante el verano?

Los perros no sudan de la misma manera que los humanos. Aunque tienen algunas glándulas sudoríparas en las patas, su principal forma de enfriarse es a través de la respiración y el jadeo. Además, su pelaje puede hacer que sea más difícil para ellos liberar calor. Cuando las temperaturas son altas, los perros pueden sufrir de estrés por calor, lo que puede ser peligroso para su salud.

Síntomas de estrés por calor en perros

Los síntomas de estrés por calor en perros pueden incluir:
  • Jadeo excesivo
  • Dificultad para respirar
  • Letargo
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Desorientación o falta de coordinación
  • Temblores musculares
  • Convulsiones

Consejos para proteger a tu perro durante el verano

1. Proporcionar agua fresca y limpia

Es importante que tu perro tenga acceso a agua limpia y fresca en todo momento. Durante el verano, es especialmente importante controlar que el agua no se caliente demasiado. Es posible que debas cambiar el agua con más frecuencia de lo habitual, y también puedes poner un par de cubitos de hielo en el agua para mantenerla fresca.

2. Evitar el ejercicio intenso en horas de calor extremo

Si es posible, evita sacar a tu perro durante las horas más calurosas del día, y limita el ejercicio intenso durante los días de calor extremo. Si sales a pasear o hacer ejercicio con tu perro, hazlo temprano por la mañana o por la noche, cuando las temperaturas son más bajas.

3. Proporcionar sombra

Asegúrate de que tu perro tenga acceso a un lugar con sombra fresca. Si no hay suficiente sombra en tu patio o en el lugar donde estás con tu perro, considera la posibilidad de usar un toldo, una sábana o un paraguas para proporcionar sombra adicional.

4. No dejar el perro en el coche

Dejar a tu perro en un coche estacionado, incluso durante unos pocos minutos, puede ser peligroso durante el verano. Las temperaturas dentro del coche pueden aumentar rápidamente y pueden causar la muerte de tu perro. Si necesitas salir, lleva a tu perro contigo o déjalo en casa.

5. Asegurarse de que el perro tenga un lugar fresco para descansar

En el interior, asegúrate de que tu perro tenga un lugar fresco y ventilado para descansar. Considera la posibilidad de usar un ventilador para proporcionar un flujo de aire fresco. Además, puedes poner una almohadilla de enfriamiento para perros en el lugar donde descansa tu mascota.

6. Afeitando el pelaje del perro

Aunque el pelaje de tu perro brinda protección contra los rayos solares, puede ser beneficioso cortar su pelaje durante el verano para ayudarlo a liberar calor. Sin embargo, debes tener cuidado de no afeitar demasiado el pelaje ya que esto puede permitir que la piel de tu perro se queme con la exposición al sol.

7. Proteger las patas del perro

Las patas de tu perro pueden quemarse en superficies calientes como el asfalto o la arena. Antes de salir con tu perro, comprueba que la temperatura de las superficies no sea demasiado alta. Además, puedes considerar la posibilidad de usar botas para perros durante los días especialmente calurosos.

8. Vigilar la hidratación del perro

Es importante monitorear la hidratación de tu perro durante el verano. Si tu perro no está bebiendo suficiente agua o si muestra signos de deshidratación, es necesario que lo lleves al veterinario.

9. Uso de protectores solares para perros

Al igual que los humanos, los perros pueden quemarse por la exposición al sol. En el mercado existen protectores solares especiales para perros que pueden ayudar a prevenir quemaduras en la piel y otras complicaciones.

Conclusión

El verano es un momento divertido y emocionante para pasar tiempo con tus amigos y familiares, incluyendo a tus perros. Sin embargo, debes tomar precauciones para proteger la salud y el bienestar de tu mascota durante los días calurosos. Proporcionar un lugar fresco, agua fresca y supervisar la actividad del perro durante el verano son algunas de las cosas que puedes hacer para prevenir complicaciones relacionadas con el calor. Recuerda estar atento a los signos de estrés por calor en tu perro y consultar a tu veterinario si es necesario.