perra.es.

perra.es.

Alimentos prohibidos para perros ¿cuáles son?

Cuando se trata de nuestros fieles compañeros perrunos, queremos darles todo lo mejor. Pero a veces, lo que creemos que es bueno para ellos, puede terminar siendo perjudicial e incluso peligroso para su salud. Uno de los mayores errores que cometen los dueños de mascotas es alimentar a sus perros con alimentos prohibidos para ellos.

¿Por qué hay alimentos que son peligrosos para los perros?

Los perros tienen un sistema digestivo diferente al de los humanos y, por lo tanto, no todos los alimentos que son seguros para nosotros, lo son para ellos. Algunos alimentos que son inocuos para nosotros pueden ser tóxicos o incluso mortales para nuestros amigos peludos. Los perros también tienen un metabolismo diferente y, debido a esto, son propensos a sufrir problemas gastrointestinales cuando se les alimenta con ciertos alimentos.

Alimentos prohibidos para perros

En esta sección, te proporcionamos una lista de alimentos que debes evitar darle a tu perro, ya que pueden ser perjudiciales para su salud:

  • Chocolate: el chocolate contiene teobromina, una sustancia que es tóxica para los perros y puede causar problemas gastrointestinales, insuficiencia respiratoria, convulsiones y, en algunos casos, la muerte.
  • Cebolla y ajo: tanto la cebolla como el ajo son tóxicos para los perros y pueden causar daño en sus glóbulos rojos, lo que resulta en anemia.
  • Xilitol: es un edulcorante artificial que se encuentra en muchos productos sin azúcar, como chicles, caramelos, refrescos y productos horneados. El xilitol es muy tóxico para los perros y puede causar problemas graves, como hipoglucemia, insuficiencia hepática y, en algunos casos, la muerte.
  • Alcohol: el alcohol es tóxico para los perros y puede causar vómitos, diarrea, deshidratación, problemas respiratorios y, en algunos casos, la muerte.
  • Uvas y pasas: aunque se desconoce el motivo exacto, las uvas y las pasas pueden causar insuficiencia renal en los perros.
  • Aguacates: el aguacate es tóxico para los perros, ya que contiene persina, una sustancia que puede causar vómitos y diarrea.
  • Carnes grasas y huesos cocidos: las carnes grasas pueden causar inflamación pancreática, mientras que los huesos cocidos pueden astillarse y causar obstrucciones intestinales y lesiones en el tracto gastrointestinal.
  • Leche y productos lácteos: los perros no pueden digerir la lactosa como lo hacen los humanos, lo que puede causar diarrea y malestar estomacal.
  • Cafeína: la cafeína puede causar nerviosismo, palpitaciones, temblores, convulsiones e incluso la muerte en los perros.
  • Sal: un exceso de sal puede causar problemas gastrointestinales, sed excesiva, micción frecuente y, en casos graves, convulsiones y coma.
  • Comida para humanos: aunque la comida preparada para los humanos no siempre es tóxica, es importante recordar que los perros necesitan una dieta equilibrada que se adapte a sus necesidades nutricionales específicas.

Conclusión

Es importante recordar que los perros tienen necesidades nutricionales específicas y que no todos los alimentos que son seguros para nosotros, lo son para ellos. Al alimentar a tu perro, es fundamental asegurarte de que le das una dieta equilibrada y adecuada para su tamaño, edad, raza y nivel de actividad. Si tienes dudas sobre qué alimentos son adecuados para tu perro, consulta con tu veterinario.