perra.es.

perra.es.

¿Cómo evitar que tu perro se escape?

Introducción

Los perros son nuestros amigos leales y protectores, pero a veces pueden ser curiosos y aventureros, lo que conduce a la posibilidad de que se escapen. Si has perdido alguna vez a tu perro, sabes lo aterrador que puede ser. Pero no te preocupes, en este artículo te daremos algunos consejos para evitar que tu perro se escape.

1. Entrena a tu perro

La primera y más importante forma de evitar que tu perro se escape es entrenarlos adecuadamente. Asegúrate de que tu perro comprenda las órdenes básicas como "ven" y "siéntate". También debes enseñarle a caminar con correa y asegurarte de que siempre estén bajo tu supervisión mientras están fuera.

1.1 Reforzamiento positivo

Utiliza la técnica del refuerzo positivo para motivar a tu perro a responder a las órdenes. Hazles saber que lo están haciendo bien dándoles una golosina o acariciándolos cada vez que obedecen una orden. Esto les dará una motivación adicional para escucharte y te ayudará a construir una relación de confianza con tu perro.

1.2 Sé consistente

La consistencia es clave en el entrenamiento de tu perro. Debes ser coherente con las órdenes y no cambiarlas de un día a otro. También asegúrate de que todos los miembros del hogar estén en la misma página con respecto al entrenamiento. Si un miembro le permite saltarse una orden, esto puede confundir a tu perro y hacer más difícil el entrenamiento.

2. Haz que su hogar sea seguro

Un hogar seguro es fundamental para evitar que tu perro se escape. Asegúrate de que no haya vías de escape como agujeros en la cerca, puertas o ventanas abiertas. También debes asegurarte de que su entrenamiento en la casa sea coherente, para que tu perro se sienta cómodo y seguro en su hogar.

2.1 La cerca

Si tu perro vive en un patio trasero, debes cercarlo adecuadamente. La cerca debe ser lo suficientemente alta para que tu perro no pueda saltarla y lo suficientemente enterrada para que no pueda cavar bajo ella. Si la cerca tiene un diseño decorativo, asegúrate de que tu perro no pueda meter la cabeza por los espacios entre las barras.

2.2 Identifica los puntos débiles

Busca los puntos débiles en la cerca, y repara cualquier agujero o área dañada que pueda proporcionar una salida para tu perro. Si tu perro intenta cavar debajo de la cerca, puedes instalar revestimientos de hormigón u otro material sólido para evitar que tu perro cava debajo de ella.

3. Supervisa a tu perro de cerca

La supervisión constante es clave para evitar que tu perro se escape. Mantén a tu perro cerca de ti mientras camina, y asegúrate de que no se aleje demasiado. Si estás en el parque y decides soltar a tu perro, asegúrate de que esté bajo supervisión y que puedas controlarlo en caso de que intente escapar. Si lo llevas contigo mientras viajas en el coche, asegúrate de que esté adecuadamente asegurado en su asiento o en una jaula de transporte.

3.1 Evita los lugares peligrosos

Asegúrate de evitar lugares como carreteras transitadas, bosques cercanos que pudieran esconder peligros, o el peligro de que se metan en algún lado angosto, además de los lugares que podrían asustarlos o estimularlos. Evita las zonas de construcción, obras viales donde podrían haber vehículos funcionando con mucho ruido. También es importante mantenerlos alejados de piscinas sin supervisión, ya que los perros pueden ahogarse fácilmente.

4. Usa un collar para perros

Usar un collar para perros adecuado y de buena calidad te ayudará a asegurarte de que tu perro esté seguro. Un buen collar debe ser resistente y ajustable, y debe llevar una etiqueta identificativa con la información de contacto del propietario, por si tu perro se escapa.

4.1 Utiliza un microchip

Añade un microchip a tu perro, lo que puede ser una buena forma de asegurarte de que tu perro se mantenga a salvo. El microchip es pequeño y se implanta debajo de la piel de tu perro. Si se pierde y alguien lo lleva a una clínica veterinaria, los empleados podrán escanear el microchip y obtener tu información de contacto.

5. Socialización

Los perros que están bien socializados son menos propensos a escaparse. Socialízalos adecuadamente con otros perros y con las personas. Llévalo a pasear a menudo y permite que interactúe con otros perros amistosos en un parque para perros. Una buena socialización ayudará a reducir el nivel de ansiedad y estrés de tu perro.

5.1 Ejercicio regular

Un perro con energía es más probable que se escape. Si no estás haciéndolo ya, asegúrate de proporcionar a tu perro al menos 30 minutos de ejercicio moderado al día para ayudarlo a liberar cualquier tensión acumulada.

Conclusión

Evitar que un perro se escape puede ser difícil, pero con entrenamiento, supervisión y un hogar seguro, puedes mantener a tu amigo peludo seguro y feliz. Asegúrate de utilizar un collar adecuado y de añadir un microchip para encontrarlo en caso de desapariciones. También es importante socializar adecuadamente a tu perro y darle suficiente ejercicio para reducir el estrés. Si estás teniendo dificultades para evitar que tu perro se escape, no dudes en buscar la ayuda de un entrenador de perros o de un veterinario.