perra.es.

perra.es.

Cuidado en épocas de calor: cómo mantener a tu perro fresco y cómodo durante el verano

Introducción

El verano es la época más esperada del año para muchos, con días soleados y cálidos que invitan a pasar tiempo al aire libre. Sin embargo, para nuestros amigos peludos esto puede ser un problema. Los perros están diseñados para regular su temperatura corporal en climas más fríos y no pueden sudar como lo hacemos los humanos, lo que los hace más propensos a sufrir un golpe de calor. En este artículo, te daré algunos consejos útiles para mantener a tu perro fresco y cómodo durante el verano.

1. Proporciona sombra y agua fresca en todo momento

Es importante que tu perro tenga un lugar fresco y sombreado para descansar en todo momento durante los días calurosos. Además, asegúrate de proporcionarle agua fresca constantemente y no permitas que se quede sin acceso a ella durante largos períodos de tiempo. Si sales de casa, deja varios recipientes de agua limpia y fresca a disposición de tu perro.

2. Usa un enfriador corporal

Un enfriador corporal es un accesorio útil para mantener a tu perro fresco en días calurosos. Algunos están diseñados para sumergirse en agua para absorberla y luego proporcionar una temperatura fresca y agradable a tu perro. Otros se activan simplemente remojándolos en agua fría. Esta opción puede ser especialmente útil para aquellos perros que les gusta estar en movimiento, ya que este tipo de accesorios son livianos y pueden ser fácilmente transportados.

3. No dejes a tu perro en el coche

Incluso si sólo planeas dejar a tu perro en el coche durante un corto período de tiempo, en días calurosos esto puede ser muy peligroso. Aunque pienses que la temperatura no es tan alta, es importante recordar que los coches se calientan rápidamente y se convierten en verdaderos hornos. Incluso con las ventanillas bajadas, la temperatura dentro del coche puede aumentar rápidamente, y esto puede causar un golpe de calor en tu perro.

4. Evita ejercitarse en horas de calor

Es importante evitar ejercitarse durante las horas más calurosas del día. Esto puede ser especialmente importante si tu perro es de una raza que es propensa a la sobrecalentamiento, como los perros braquicéfalos (de nariz achatada). En su lugar, trata de planificar tus caminatas y sesiones de juego en las primeras horas de la mañana o en las tardes.

5. Prepárate para baños fríos o duchas

Cuando tu perro se siente realmente incómodo debido al calor, un baño frío o una ducha rápida puede ser una gran ayuda para refrescarlo. Pero ten cuidado de no hacer esto demasiado a menudo ya que puede secar la piel de tu perro. Siempre asegúrate de usar un champú suave y enjuagar bien.

6. Proporciona sombreros de sol

Para aquellos perros con pelajes más cortos o pieles sensibles, un sombrero de sol puede proporcionar una capa adicional de protección contra los rayos del sol y mantenerlos frescos. Esto también puede ser una buena idea si planeas pasar mucho tiempo al aire libre con tu perro y no quieres que se queme la piel.

7. Ajusta la dieta de tu perro

En días más calurosos, es importante asegurarse que tu perro esté consumiendo suficiente agua. Además, es una buena idea ajustar su dieta para adaptarse al clima. Por ejemplo, puedes agregar más frutas y verduras hidratantes a su dieta y reducir su cantidad de comida normal para evitar la sobrealimentación.

8. Protégeles de los pisos calientes

Los pisos calientes pueden ser muy dolorosos para las patas de tu perro, especialmente en días calurosos. Asegúrate de proporcionar un lugar fresco para que tu perro pueda descansar. Si tu perro va a caminar sobre pavimentos o tarmac, presta atención a la temperatura. Si es demasiado caliente para ti caminar descalzo, también puede ser demasiado caliente para las patas de tu perro.

Conclusión

Mantener a tu perro fresco en los días calurosos del verano es esencial para su bienestar y salud. Proporciona sombra y agua fresca constantemente, usa un enfriador corporal, no dejes a tu perro en el coche, evita ejercitarlos en horas de calor, prepárate para baños fríos o duchas, proporcionales sombreros de sol, ajusta su dieta y protéjalos de los pisos calientes. Con estos consejos, tu perro podrá disfrutar del verano sin poner en riesgo su salud.